Arreglando mi habitación, he encontrado un papel arrugado pero no me pertenecía. Yo no me atrevería a escribir lo que allí está dibujado. Ellos lo saben todo. Parece un telegrama pero las ideas son tan nítidas que se ha convertido en mi lema. Son las palabras que todos quieren gritar. Dice así: “Los chavales intentan saltar el muro. Saben que está prohibido. Pocos se aventuran a ir más allá, pero alguno se atreve a subir por la verja, esquivar sus alambres y llegar al otro lado. Entonces nadie le vuelve a ver, por supuesto. Pero eso no impide que otros quieran hacer lo mismo”. Y en una fracción de segundo, sosteniendo en la mano aquel papel, la verdad me ha golpeado sin miramiento. Algo sucede en la ciudad. Y muchas veces los muros no son para prohibir entrar, sino para no dejar salir. Hasta el momento nadie se había aventurado a pronunciar en voz alta cuál era la situación. Ya sé si estamos dentro o fuera.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta el cambio en el blog!!Todo un acierto diseñar una libreta para las historias!!!!Me encantan las fotos!

Seguid así!!

London Inspection dijo...

A mi tambien me gusta. Y por cierto... estamos dentro, o fuera?

-Lucas.

paurib dijo...

Me recuerda a todas esas libretas que tienes encima del escritorio. Fantástico. Es como si volvieras a dejarme leer tus historias otra vez. Como si volvieramos a estar cerca de nuevo...

Protegidas!

About

:)