Queridos Reyes Magos:

Como este año no me he portado lo bien que debería haberme portado, (dentro de mis limitaciones, claro) no creo que me traigáis nada de lo que me gustaría. Sólo escribo para pediros que no me traigáis mucho carbón. Porque cuando nadie me esté mirando lo pondré en el montón de mi hermana y ella no se lo merece. También os escribo para que veáis que no soy tan malo y a veces me acuerdo de vosotros. Aunque sólo sea en Navidad. También quiero desearos suerte para la noche del 5 de enero, va a ser una noche muy larga y no siempre da tiempo pasar por todas las casas, (lo sé porque el año pasado os olvidasteis de la mía, mi hermana se quedó un poco desilusionada y no dejó de mirarme con odio durante todo el día), pero sois magos, ¿no? Seguro que este año lo conseguís. Sin nada más que decir me despido, un saludito, Pablito.

P.D. Muchos besos para los camellos. Pero no esperéis que les dejemos nada para comer, ¿eh? Uno se viene cenado de casa.

P.D. Unas amigas os vieron en el avión. Intentad que a la próxima no se os note tanto...

video

4 comentarios:

Raúl dijo...

Hola. Compruebo que me has enlazado a tu blog, sin tener contacto alguno previamente. Curioso.

paurib dijo...

Ya sé qué pedirme para Reyes, pero no te voy a enseñar mi carta...

pati dijo...

La P.D., genial! Qué razón tiene Pablito...

;)

Me ha encantado el diseño de estas casualidades.
Sigo leyendo...

Saludos :)

London Inspection dijo...

Faltaria más... Pablito es bastante práctico, y sabe que para afrontar un viaje como ese hay que salir de casa cenado. Mitos fuera.

Protegidas!

About

:)