Este mes de enero es muy especial. Y no sólo porque...

Hay cinco lunes, cinco sábados y cinco domingos en un solo mes. 

Algo que sólo pasa cada 823 años. 

Que también.

Pero es especial porque todo empieza de nuevo. Éso es bueno. Sin olvidar, sin detenerse, sin mirar atrás si ése atrás no nos devuelve una sonrisa. Es porque nos recuerda que no está todo perdido. Y este enero busco vivir con más ganas si cabe esto que estamos creando. ¿Te animas?
Y si lo conseguimos en menos de cinco lunes, cinco sábados y cinco domingos... Será una hazaña que no se podrá repetir hasta dentro de 823 años. Y será aún más especial.

3 comentarios:

Ana dijo...

Paso de ser anónima, porque en el fondo quiero que todo el mundo sepa, que me encanta lo que haces!!!

Niceday!

Ana, visitante número tres de un domingo lluvioso y en el que tengo como vista la Sagrada Familia...

Anónimo dijo...

a Ny te llevo cuando quieras amore!

Chica de ojos azules dijo...

ois...vale!

Protegidas!

About

:)