Esta ha sido una de esas historias que nadie sabe bien como empieza. Puede que larga, pude que corta, pero ya ha acabado. Pero, ¿ha acabado? Para mi acaba de empezar...

Algunos dicen que empieza mucho antes de poder soñar con ello incluso.



Y cuando eres pequeño, las cosas no son fáciles...



Y matamos el tiempo haciendo carreras, con o sin marchas...



Y ser padre es algo maravilloso, ¿no?



Y sueñas con él, y lo ves en todas partes...



Y cuando a la decimoquinta maniobra se escapa un lo siento, pero el coche entra en un hueco que pensabas imposible... Te acuerdas de



Y ahora es mi turno. ¡Si!



Y pides un deseo...



Y quieres elegir bien...



Sin olvidarte de nada...



Y empiezas a pensar que eso de construir tu propio coche tiene su punto...



¿Lo queremos rojo?¿Lo queremos nuevo?¿Lo queremos polo?



Te dejas llevar. Porque tiene algo de mágico.



Pero hay que organizarse.



Y claro, no puede faltar... Porque ahora puedo afirmar que está en todas partes... Por que indiscutiblemente... Es el Rey.



Y puedo decir que sé lo que se siente.



Por fin... Tenía ganas de preguntar... ¿Quieres que te lleve?

1 comentario:

Jofiel dijo...

Gran entrada... en todos los sentidos! Cuanto spot!
Enhorabuena! Ya puedes volar por el asfalto.

Llevame donde quieras.

Un beso.

Protegidas!

About

:)